Sobre mi


Soy Jorge Arreaza, un hijo de Venezuela, militante socialista, chavista y bolivariano. Nací en Caracas hace 48 años. He tenido el privilegio de servir a mi país desde muy joven. He sido ministro en los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro y con humildad atesoro la oportunidad de haber podido representar a mi patria en distintos espacios tanto nacionales como internacionales.

Hoy asumo este reto, aquí en Barinas, consciente de su importancia y del inmenso honor que representa poder servir desde la gobernación como un instrumento para la reactivación económica, la mejoría de los servicios públicos y el desarrollo de esta tierra de Dios. Mi gobierno será de la calle, con el pueblo, atento siempre a quienes más requieran nuestra ayuda. Siempre estaré presente, con soluciones concretas para las necesidades de la gente, y pueden contar conmigo donde quiera que haya proyectos, ideas y gente dispuesta, trabajando para el bien de Barinas.

Toda mi carrera política ha estado marcada por la necesidad de asumir un liderazgo firme, coherente y solidario, fundamentado en el diálogo, en el saber escuchar y trabajar de cerca con la gente. En 2005 asumí la presidencia de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho (Fundayacucho) hasta 2009. Desde entonces he pasado por varios organismos, entre ellos el Viceministerio de Desarrollo Científico y Tecnológico del entonces Ministerio de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias (2010) y, luego, fui ministro de Ciencia y Tecnología desde 2011 hasta 2013 durante el gobierno del presidente Chávez, a quien siempre agradeceré esa oportunidad.

He sido vicepresidente Ejecutivo y, además, he dirigido las carteras de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (2016-2017) y de Desarrollo Minero Ecológico (2017). En mi rol como canciller de la República tuve el honor de representar a Venezuela en la arena internacional y defenderla frente a los ataques más nefastos, intensos y virulentos contra la soberanía nacional, que hemos vivido en la historia reciente. Defender la imagen de mi país, frente al enemigo externo y sus traidores aliados, es algo de lo que me siento muy orgulloso y que asumiría mil veces más con la misma pasión y gallardía.

Esta es la misma pasión que tengo para este nuevo reto. Luchar por Barinas, por su reactivación, por su desarrollo y el bienestar de su gente. Escuchar para representar y gobernar obedeciendo. La gran recompensa es del pueblo para quien trabaja y suda hombro a hombro por el bien de su gente es que quien así vive, nunca está solo, y aquí en Barinas estoy para trabajar, para resolver desde el día uno, con el mismo ahínco con el que lo he hecho toda mi vida. Con la misma pasión y la lealtad a nuestra gente pongo toda mi capacidad y experiencia al servicio de Barinas y así juntos contribuiremos a un estado grande, a una Patria Grande.

Si ustedes le dan la confianza a la Revolución Bolivariana, como sé que será, y si le dan la confianza a este hijo de Chávez, a este hermano de Nicolás Maduro de conducir las riendas de Barinas los próximos cuatro años, yo voy a gobernar obedeciendo al pueblo de Barinas. Nosotros no nos vamos a aislar en un despacho, en una oficina, en aire acondicionado, estaremos desplegados escuchando y resolviendo con el pueblo todos los problemas que surjan, todas las debilidades que encontremos en el camino. A los hombres y las mujeres del campo, a los productores y las productoras, a los trabajadores y trabajadoras: conciencia, paciencia estratégica a nuestra patria.












Sobre mi

Soy Jorge Arreaza, un hijo de Venezuela, militante socialista, chavista y bolivariano. Nací en Caracas hace 48 años. He tenido el privilegio de servir a mi país desde muy joven. He sido ministro en los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro y con humildad atesoro la oportunidad de haber podido representar a mi patria en distintos espacios tanto nacionales como internacionales.

Hoy asumo este reto, aquí en Barinas, consciente de su importancia y del inmenso honor que representa poder servir desde la gobernación como un instrumento para la reactivación económica, la mejoría de los servicios públicos y el desarrollo de esta tierra de Dios. Mi gobierno será de la calle, con el pueblo, atento siempre a quienes más requieran nuestra ayuda. Siempre estaré presente, con soluciones concretas para las necesidades de la gente, y pueden contar conmigo donde quiera que haya proyectos, ideas y gente dispuesta, trabajando para el bien de Barinas.

Toda mi carrera política ha estado marcada por la necesidad de asumir un liderazgo firme, coherente y solidario, fundamentado en el diálogo, en el saber escuchar y trabajar de cerca con la gente. En 2005 asumí la presidencia de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho (Fundayacucho) hasta 2009. Desde entonces he pasado por varios organismos, entre ellos el Viceministerio de Desarrollo Científico y Tecnológico del entonces Ministerio de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias (2010) y, luego, fui ministro de Ciencia y Tecnología desde 2011 hasta 2013 durante el gobierno del presidente Chávez, a quien siempre agradeceré esa oportunidad.

He sido vicepresidente Ejecutivo y, además, he dirigido las carteras de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (2016-2017) y de Desarrollo Minero Ecológico (2017). En mi rol como canciller de la República tuve el honor de representar a Venezuela en la arena internacional y defenderla frente a los ataques más nefastos, intensos y virulentos contra la soberanía nacional, que hemos vivido en la historia reciente. Defender la imagen de mi país, frente al enemigo externo y sus traidores aliados, es algo de lo que me siento muy orgulloso y que asumiría mil veces más con la misma pasión y gallardía.

Esta es la misma pasión que tengo para este nuevo reto. Luchar por Barinas, por su reactivación, por su desarrollo y el bienestar de su gente. Escuchar para representar y gobernar obedeciendo. La gran recompensa es del pueblo para quien trabaja y suda hombro a hombro por el bien de su gente es que quien así vive, nunca está solo, y aquí en Barinas estoy para trabajar, para resolver desde el día uno, con el mismo ahínco con el que lo he hecho toda mi vida. Con la misma pasión y la lealtad a nuestra gente pongo toda mi capacidad y experiencia al servicio de Barinas y así juntos contribuiremos a un estado grande, a una Patria Grande.

Si ustedes le dan la confianza a la Revolución Bolivariana, como sé que será, y si le dan la confianza a este hijo de Chávez, a este hermano de Nicolás Maduro de conducir las riendas de Barinas los próximos cuatro años, yo voy a gobernar obedeciendo al pueblo de Barinas. Nosotros no nos vamos a aislar en un despacho, en una oficina, en aire acondicionado, estaremos desplegados escuchando y resolviendo con el pueblo todos los problemas que surjan, todas las debilidades que encontremos en el camino. A los hombres y las mujeres del campo, a los productores y las productoras, a los trabajadores y trabajadoras: conciencia, paciencia estratégica a nuestra patria.


Un poco de mi historia